desc

Importancia de la Energía Solar Térmica para Argentina

La necesidad de importación de gas licuado a altos precios producida por el incremento de consumo doméstico replantea en la Argentina la necesidad de diversificar la oferta energética con fuentes más baratas y seguras como la energía solar, que además de ser ecológica es inacabable. Hoy la energía solar térmica aporta menos del 0.001% del total nacional, aseguró hoy el Dr. Ing. Jorge Poppi, de Skenta Sola Térmica. El Dr. Poppi comena que en todos los medios de comunicación argentinos se presta abundante atención a las energías renovables, y se publica artículo tras artículo sobre la necesidad de difundirlas. Sin embargo, hay una omisión que es llamativa: no se habla de la energía solar térmica. Nadie menciona el siguiente dato: en el mundo, el 26% de toda la energía renovable es solar térmica. Según un informe del World Energy Council, en el año 2011 había en el mundo 245.000 MW de potencia solar térmica instalada, contra 158.000 MW de la eólica y 67.000 MW de fotovoltaica.

¿Por qué es tan importante que se concientice el uso de la energía solar térmica?

Si comparamos las estimaciones de distintos trabajos publicados, podemos concluir que entre un 25% y un 30% del gas consumido en la Argentina se utiliza en el sector residencial. De este consumo, entre el 70% y el 80% del uso residencial es para calentar agua o para calefacción.

El uso de la Energía Solar Térmica ayudaría a disminuir el consumo de gas en un segmento que representa entre el 15% y el 20% del CONSUMO TOTAL DE GAS EN ARGENTINA.

  • Turquía, que puede compararse con la Argentina desde el punto de vista de irradiación solar y Producto Bruto Interno per Capita (PPP, en poder adquisitivo), tenía en 2006 una potencia instalada efectiva de 7.105 MW térmicos , con un crecimiento mayor a los 1.000 MW POR AÑO(para comparación, Atucha produce 370 MW).
  • Nuestro vecino, Brasil, disminuyó 200 MW la necesidad de potencia en hora de demanda pico gracias a la existencia de colectores solares para agua caliente.
  • Sería apabullante compararse con China, con una potencia instalada mayor a 120.000 MW y un crecimiento de 10.000 MW por año, o Israel que obtiene el 90% de su agua caliente residencial de la energía solar.

Se da entonces la siguiente paradoja en la Argentina: hay un fuerte interés oficial y una amplia cobertura en los medios de difusión sobre el desarrollo de la energía eólica (la cual no desmerecemos en absoluto), que a largo plazo podría llegar a una capacidad instalada de 2.000 MW. Recordemos que para llegar a esta magnitud, se necesita una importante inversión pública y privada. Sin embargo, hay poco interés en los medios de difusión en la energía solar térmica, la cual podría llegar a instalar fácilmente, sin grandes inversiones ni proyectos, 1.000 MW POR AÑO, durante los próximos 10 años, es decir un ahorro total de 10.000 MW.

La paradoja es aún más sorprendente si consideramos que la mayoría de las otras energías renovables (eólicas y fotovoltaicas, por ejemplo) desde hace ya bastante tiempo cuentan en la Argentina con amplia difusión mediática, programas oficiales que le otorgan promociones e incentivos (entre otros: IVA diferenciado, créditos oficiales con tasa preferencial, desgravaciones impositivas, etc). Mientras tanto, la energía solar térmica paga los máximos aranceles, tiene el 21% de IVA, "goza" de los impuestos más altos que rigen en el país y sigue pasando desapercibida en los medios de difusión.

Pero lo que hace el vacío oficial en el tema de energía solar térmica todavía más sorprendente, es que existen numerosas publicaciones internacionales que demuestran las ven¬tajas de la energía solar térmica respecto a las otras energías renovables:

  • La energía solar térmica crea más puestos de trabajo local por MW instalado que las otras energías renovables, y estos trabajos se centran especialmente en gente con especializaciones básicas (como maestros mayores de obras, plomeros, electricistas, etc.)
  • Es una tecnología sencilla, confiable y probada en todo el mundo.
  • Es individual y distribuida (no requiere de grandes proyectos ni inversiones, grupos financieros o grandes empresas).
  • Las firmas involucradas siempre son PYMES locales. Además, existen infinidad de marcas en el mercado, lo que asegura una competencia abierta. La adopta cada persona, comercio o industria individualmente, según su necesidad.
  • No requiere mantenimiento posterior y no tiene NINGUNA desventaja económica, ecológica o técnica conocida hasta hoy.
  • Es la que más contribuye a disminuir el efecto invernadero, especialmente si se considera el CO2 incurrido en la fabricación de los productos para energía renovables.
  • Es la más barata por MW instalado (en el presente, es 10 veces más barata que la energía fotovoltaica y 5 más que la eólica).
  • Es totalmente modular y escalable. Poniendo varios colectores en serie, puede usarse comercial e industrialmente. Un colector puede ser tener una potencia tan baja como 0,5 kW y llegar hasta 250.000 kW.
  • Puede instalarse EN CUALQUIER LADO, desde la Puna a la Antártida, y desde el Atlántico a los Andes; en cualquier clima, muy frío o caluroso, extremadamente ventoso o calmo; en cualquier casa, comercio o industria.

Bookmark and Share

IR ARRIBA ↑

© 2013 SKENTA - Buenos Aires - Argentina
HOME
Destacados
Noticias
Comparativas
Newsletter
Nos eligen
Preguntas Frecuentes
Qué es la energia solar?
Comparativa
Nos Eligen
Certificación
Eficiencia Energética
Importancia Energía Solar
QUIENES SOMOS?
Sobre Nosotros
Sobre Apricus
PRODUCTOS
Qué son?
Cómo funcionan?
Cómo se almacena?
Montaje
APLICACIONES
Industria
Campo
Hogar
General
Radiadores
Piso Radiante
Fan-Coils
PROYECTOS & OBRAS
Fotos
Videos
.PDF
CONTACTO
Consulta
Direccion Legal